El diseño en restaurantes

La publicidad en el sector de la hostelería es clave por la cantidad de productos promocionales con los que puedes sacar partido a tu empresa. Un restaurante que no cuida aspectos como el menú, los carteles o las tarjetas de visita entre otros, está cayendo en un error muy grave si quiere ver crecer su empresa. El papel de una agencia de publicidad o imprenta puede ser realmente valioso para tu negocio. Hay que lograr que la experiencia gastronómica sea gratificante y que el servicio al cliente sea perfecto y para ello hay que cuidar un gran número de detalles. El cliente debe disfrutar de la comida pero también debe hacerlo en un escenario adecuado, ambiente acogedor y agradable. Aquí entran en juego esos elementos decorativos que refuerzan la identidad de tu marca:

  1. EJemplo de diseños para restaurantesEl menú es el factor principal de todo ese grupo de elementos. La carta de tu restaurante debe contar algo más sobre el lugar, sobre la empresa… No debe limitarse a describir únicamente los platos. Es importante que optes por menús que se adapten a tu imagen, a tu estilo de negocio. Usa los colores corporativos y el material adecuado.
  2. Los manteles individuales son un recurso fácil para los restaurantes y muy efectivo. Transmiten la imagen de la empresa. Pueden incluir preguntas, fotos para reforzar diferentes platos, o información de redes sociales y hacer así que el comensal interactúe con la empresa desde que se siente en la mesa. Suelen llamar bastante la atención de los clientes si se ofrecen contenidos originales y divertidos, en función de la temática de tu negocio.
  3. Otros elementos pueden ser los servilleteros o los posavasos. Artículos que ayudan a conectar con tu público. Cuida el diseño y opta por un mensaje muy claro, sencillo y directo.
  4. Las tarjetas de visita deben estar a la vista del cliente y se suelen ofrecer con la cuenta. Deben ser atractivas, para que llamen la atención el comensal y deben contener todos los datos de la empresa.
  5. Escoge un lugar estratégico para tus carteles, para que puedan ser vistos por todos. Puedes pensar que no son necesarios en tu restaurante, pero son muy útiles para reforzar promociones, presentar nuevos platos… Además, combínalos con roll ups o photocalls para posibles eventos que puedas realizar en tu restaurante. Jornadas gastronómicas, presentación de ofertas o sorteos en determinadas fechas, descuentos especiales…

La clave es mantener esa identidad corporativa en cada uno de los elementos. Recuerda que lo visual se graba en la mente de los consumidores. Por ello, es clave que apuestes por reforzar estos elementos si quieres que tu restaurante marque la diferencia con la competencia.