El diseño de las rebajas

Cuidar la publicidad promocional o la cartelería de tu empresa es clave en cualquier época del año y más aún en estas semanas de rebajas donde el diseño se adapta a las necesidades de cada cliente con un acabado directo y sencillo que capte al consumidor. El objetivo principal de esta época es atraer al público con ofertas destacadas que multipliquen las ventas durante enero y febrero. Las rebajas, que se acabarán a principios de marzo en Cataluña y en la mayoría de comunidades autónomas, suponen para las empresas a nivel de diseño e impresión, toda una serie productos y elementos con los que vestir su tienda estas semanas.

Diseño escaparates en rebajas
www.elmundo.es

Hablamos de la cartelería en el punto de venta, vinilos, flyers, catálogos e incluso etiquetas y bolsas. Toda una serie de creatividades que cada comercio utiliza para identificarse durante el período de rebajas. El diseño característico de esta época hace referencia a grandes tipografías y al uso abundante de números y porcentajes que transmitan de forma clara el descuento o la oferta existente. Desde vinilos en el escaparate, flyers en la entrada, diferentes carteles en el interior…

La imagen y el marketing son fundamentales en esta época para la evolución y el desarrollo de la empresa. En rebajas no sólo se deben decorar los escaparates sino también el interior de las tiendas o comercios con carteles o vinilos decorativos, ya sea de impresión, transparentes, adhesivos, de corte… La clave está en personalizarlos y en apostar por un diseño que represente a la empresa y se adecue con el diseño de la tienda, con un mensaje atractivo que cautive al público.

Los vinilos tanto para exterior como para interior y los carteles suelen ser los elementos protagonistas de las rebajas por su alta efectividad. Rebajas es sinónimo de aglomeración y abundancia, y es por ello que en esta época, algunos elementos también se descuidan. En la mayoría de tiendas se opta por soluciones más rápidas por ejemplo para las etiquetas, para ir cambiando los precios semana tras semana sin necesitar un diseño específico. Una pegatina o incluso un precio escrito a bolígrafo rojo pueden ser protagonistas estos días.

Apuesta, sin embargo, por un diseño personalizado y atractivo para multiplicar las ventas. Se trata de un aspecto clave en las rebajas tanto para atraer al público como para acompañar a la identidad de la empresa durante estas semanas.