El buen diseño en publicidad

El buen diseño en publicidad

Tan importante es una buena fotografía en publicidad como un buen diseño. El diseño alude a la parte creativa del ser humano, es la forma de comunicar visualmente, de motivar e informar al consumidor o cliente sobre diferentes aspectos de una empresa, o simplemente sobre su imagen a través de una línea gráfica que represente la filosofía de la marca. Para ello, el diseño se nutre de un gran número de elementos, formas, colores, textos, imágenes…con el fin de reunir y resumir la esencia de una empresa.

Logo ManumEn el sector de la publicidad, tanto impresa como online, el diseño es el protagonista principal y consigue darle valor y significado a diferentes signos y símbolos. Para una empresa, la figura del diseñador gráfico debe ser esencial, construye la imagen y filosofía y logra comunicar valores y un mensaje con sentido, el que la compañía persigue. Generar ideas y desarrollar la creatividad forma parte del diseño, y además es un aspecto reclamado por el público, cansado de ver siempre lo mismo. Una idea novedosa y original generará expectación e impulsará a la compañía en el mercado.

Y aunque algunas empresas lo relegan a un segundo plano, diseñar no es tan simple como muchos creen. Se debe planificar, organizar y cuidar al detalle, además de mantener una unidad y secuencia lógica en todos los diferentes apartados de la empresa.

El diseño es algo fundamental en numerosos elementos, en la publicidad, en el producto o servicio en sí,  en la línea gráfica de la empresa, logotipo, catálogos, flyers… Sin un buen diseño, una compañía nunca podrá transmitir su filosofía al cliente ni lograr que éste se sienta identificado. Es crear un sentido de pertenencia y darle forma a la carta de presentación de una empresa. Éste debe ser el objetivo principal de una marca. En definitiva, un buen diseño en publicidad es clave y comunica por sí solo.