Claves para realizar el mejor flyer

La publicidad gráfica de tu empresa es una de las armas más potentes que tiene una compañía para acercar sus productos o servicios al público, para diferenciarse de la competencia y situarse en el mercado. Por ello, hoy nos queremos centrar en un elemento básico pero al que se debe prestar mucha atención si se quiere alcanzar al público objetivo. Hablamos de los flyers o folletos, cuyo diseño debe mimarse al detalle y sobre todo debe estar en consonancia con la identidad de la empresa. A continuación, os damos una serie de claves a la hora de realizar un flyer.

  1. Los hay de diferentes tamaños en función de la información que se quiere transmitir. Por ello, es importante valorar el contenido y adecuarlo al tipo de publicidad que queremos ofrecer al público. Puedes optar por flyers o volantes o los folletos dípticos o trípticos que se pliegan y ofrecen más cantidad de texto y descripciones.
  2. Igual de importante es el contenido del flyer como la estética, e incluso ésta puede ser superior, ya que supone la primera impresión, el primer contacto con el público. El elemento visual es vital para atraer al cliente, mientras que el contenido favorecerá a la compra del producto o servicio.

    Consejos para realizar el mejor flyer o folleto
    Folleto tríptico
  3. El logotipo de la empresa debe estar presente y tiene que ser fácilmente reconocido por el público. Evita elementos que recarguen el diseño y ofrece una estética limpia y coherente.
  4. La portada o parte delante del flyer es clave. Es el punto central donde el comprador va a fijar su vista y debe transmitir una información clara del producto. Al logotipo debe acompañarle una imagen y el eslogan de la empresa.
  5. En la parte trasera del flyer o en su interior, si se trata de un díptico o tríptico, deben aparecer las características de los productos y deben ser directas y concisas. En esta parte trasera se debe incluir además toda la información de contacto (teléfono, email…).
  6. Incluye llamadas a la acción para motivar a los clientes a tomar la decisión final, e incorpora además descuentos u ofertas de compra, fácilmente detectables a la vista.
  7. Las imágenes no pueden faltar, de gran calidad para apoyar el texto y hacer un diseño más atractivo.
  8. Por último, a la hora de escoger la tipografía se recomienda no usar más de dos tipografías distintas. Escoge un tipo de letra apropiado tanto para la imagen como para el texto.

Si tienes dudas, desde Bru-gor te ayudamos a realizar un flyer adaptado a las características de tu empresa. Recuerda que este elemento es básico para cualquier negocio al convertirse en uno de los factores decisivos para el cliente potencial. Es una toma de contacto con el público y tanto el diseño como el contenido deben mimarse al detalle.